OAXACA, Oax. 4 de abril de 2020.- En cumplimiento a la instrucción del gobernador de Oaxaca, Alejandro Murat Hinojosa, la Secretaría de Movilidad (Semovi) y la Secretaría de Seguridad Pública (SSPO) a través de la Policía Vial Estatal, implementaron operativos de supervisión al transporte público, donde se verificó que 3 mil 305 unidades cumplieran con las medidas sanitarias para evitar la propagación del Covid 19.

Como parte de estos operativos, se exhorta a la ciudadanía a que haga uso responsable del transporte público y no utilice vehículos con sobrecupo, de esta forma se garantiza una sana distancia entre los usuarios.

Cuando se detecta un camión, taxi o mototaxi a su máxima capacidad, personal de la Semovi y de la Policía Vial invitan a los pasajeros a descender del vehículo para que aborden otra unidad; para ello el conductor devuelve el pago al usuario, quién deberá continuar su viaje en un vehículo que cuente con los asientos suficientes.

Como parte de estos trabajos, durante esta jornada personal de la Policía Vial y de Semovi apoyaron en la correcta distribución de las y los usuarios en 99 vehículos que presentaron sobrecupo.

En tanto ocho unidades fueron sancionadas por no acatar las disposiciones sanitarias de no rebasar el 50% de usuarios, ello pese a los exhortos realizados por el personal operativo.

Para estos trabajos se colocaron puntos itinerantes de inspección en la Carretera Internacional 190, la calle de Manuel Ruiz, Heroico Colegio Militar, la Fuente de las 8 Regiones, la Central de Abasto, las calles de Díaz Ordaz esquina con Hidalgo, el Periférico, la avenida Símbolos Patrios y Escuela Naval Militar.

Asimismo, en coordinación con la Comisaría de Vialidad de Santa Cruz Xoxocotlán se realizó una inspección sanitaria de las unidades del transporte público que circulan en el crucero conocido como La Garita.

En suma, se revisaron a dos mil 140 taxis foráneos, 464 taxis locales (amarillos), 687 urbanos y sub urbanos, así como 14 mototaxis.

En estas jornadas, se proporciona a la ciudadanía información acerca de las medidas de prevención que deben tener al usar el transporte urbano; guardar una sana distancia al interior de la unidad, no subirse a un vehículo con sobrecupo, no abordar el transporte si se presenta tos o gripe, evitar el contacto con usuarios que presenten enfermedades respiratorias, no ingerir alimentos, no tocarse la cara y utilizar gel antibacterial al subir y descender del vehículo.

En tanto se pide a los operadores acatar medidas de higiene, desinfectar las zonas de uso común de la unidad, utilizar gel antibacterial, respetar el cupo de la unidad el cual no debe superar la ocupación del 50% de los asientos.

Por decreto gubernamental todas las unidades del servicio de transporte público deberán de acatar las medidas sanitarias vigentes, de esta forma se disminuye el riesgo por contagio del nuevo coronavirus COVID-19.

Durante estas acciones de supervisión que se llevaron a cabo del 30 de marzo al 3 de abril, también se detuvieron tres taxis foráneos y un mototaxi que prestaban el servicio de traslado de pasaje de forma ilegal, por no contar con la concesión correspondiente, y en 35 unidades se retiraron vidrios polarizados, por no estar permitido en el Reglamento de la Ley de Movilidad.