OAXACA, Oax. 3 de abril de 2020.- El fiscal general de justicia en Oaxaca, Rubén Vasconcelos Méndez, informó que el tercer detenido como implicado en el ataque con ácido a la saxofonista María Elena Ríos fue quien orquestó, contrató y pagó los 30 mil pesos por el daño ocasionado a la joven.

En una videoconferencia realizada la noche del jueves, detalló que el ahora detenido, era empleado cercano a Juan Vera Carrizal, señalado como el principal autor intelectual del ataque feminicida, sin embargo hasta el momento no ha dado datos de la posible ubicación del ex diputado local.

De acuerdo con el fiscal, existen datos de prueba y elementos para vincular a proceso a Rubén, ya que fue éste quien por orden de Vera Carrizal contrató a los dos albañiles (Rubicel N y Ponceano N, padre e hijo), les proporcionó el ácido, mostró fotografías y ubicación del negocio de Malena para que cometieran la agresión.

Además, dijo, el mismo 6 de septiembre, el hoy detenido se trasladó hasta Huajuapan de León e hizo una llamada a las 3:45 de la tarde de ese mismo día a la víctima, para concertar la cita donde ocurrieron los hechos.

El fiscal sostuvo que en la agresión de Malena son cinco los implicados, de los cuales 3 están detenidos y dos siguen prófugos de la justicia, que se tratan de Juan Vera Carrizal y su hijo.

Sin datos concretos para detención de Vera Carrizal

El fiscal reconoció que pese a la ayuda de diversas corporaciones policiacas y áreas de inteligencia, a través de los cuales se han logrado datos importantes, no han logrado dar con el paradero de Vera Carrizal.

Explicó que cuando un presunto responsable como el empresario gasolinero, que cuenta con todos los medios económicos y elementos para ocultarse, complica la búsqueda, aunque -aseguró- que no ha salido del país.

Mientras añadió que a la fecha han recibido 21 llamadas ciudadanas para dar la ubicación del prófugo, pero ninguna resultó cierta.

Vasconcelos Méndez confío en que con ayuda también de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), a través se logró congelar las cuentas bancarias del señalado,  se den avances para dar con su paradero.

María Elena Ríos, la saxofonista de Huajuapan que fue rociada con ácido en septiembre de 2019 fue dada de alta del Centro Nacional de Investigación y Atención a Quemados, el pasado 21 de enero, después de un mes y una semana de haber sido ingresada y sigue en recuperación.