OAXACA, Oax. 5 de julio de 2019.- Las principales calles de la ciudad de Oaxaca se vistieron de fiesta y color, para mostrar la riqueza cultural de la entidad como preámbulo de la Guelaguetza.

Visitantes nacionales y extranjeros fueron partícipes del Primer Convite que dio anuncio a las fiestas del Lunes del Cerro.

Los trajes tradicionales y las bandas de música de las ocho regiones del estado, fueron el atractivo principal del Convite, las calles del Centro Histórico fueron el escenario para contagiar de algarabía a propios y extraños.

Los espectadores no perdieron detalle de los atuendos  de cada delegación, quienes al ritmo del Jarabe del Valle, lucieron las faldas multicolores y convirtieron las calles en una verdadera fiesta como solo Oaxaca lo sabe hacer.

Desde las Chinas Oaxaqueñas, Betaza, la Danza de la Pluma, la Flor de Piña y el Jarabe Mixteco, dieron muestra de la multiculturalidad del Estado.

Durante el desfile que partió de la Cruz de Piedra, muchos danzaron al ritmo de jarabes, otros más se resistieron, pero todos fueron invitados a disfrutar de la máxima fiesta de los oaxaqueños La Guelaguetza.

Canastos repletos de tortillas y pan, chocolate y mezcal, fueron compartidos como muestra de la hermandad que reflejan las fiestas de julio en Oaxaca.

Entre sones y chilenas el andador turístico se vistió de fiesta y tradición de Oaxaca para el mundo, como cada año en el mes de julio durante las festividades de La Guelaguetza.