SAN LUIS POTOSÍ, SLP, 26 de octubre de 2020.- Hace 6 años estuvo en la lista de aspirantes hasta el último minuto.

Estamos en esta ruta, en esta marcha, preparados, listos en todos los rubros, seguro de que voy a ser el gobernador de San Luis Potosí, dijo Enrique Galindo Ceballos en entrevista exclusiva para Plano Informativo.

Galindo Ceballos es uno de los aspirantes a la candidatura al gobierno del estado por el Partido Revolucionario Institucional (PRI). Tiene una formación académica sólida y una larga trayectoria en la función pública, en tareas de seguridad. Ha ocupado cargos de mando policial en todos los niveles de gobierno, pues ha sido jefe de policías municipales, estatales y federales, incluso ha sido secretario ejecutivo de la Comunidad de Policías de América, Ameripol. Políticamente es militante del PRI y ha aspirado a ser candidato a gobernador y a senador. Hace 6 años, hasta el último minuto mantuvo la posibilidad de alcanzar la candidatura.

Hace 3 años buscó ser candidato a senador. Se dice que en ese entonces Enrique Galindo Ceballos recibió la propuesta del PRI, de ser candidato a alcalde, pero él decidió no contender. Ahora nuevamente aparece entre los precandidatos a gobernador, pues fue mencionado por el presidente del PRI, Elías Pesina Rodríguez, entre nueve considerados con posibilidades de alcanzar esa nominación. Es público que Galindo Ceballos está trabajando desde hace un tiempo por lograr esa posición. Platicamos con él para conocer un poco, en voz propia, su historial, motivaciones, puntos de vista y propuestas.

Era estudiante pero ya me preparaba

Grupo Plano Informativo.- Enrique, tú eres policía de carrera pero no eres ajeno al ámbito académico. Muchos dicen que son actividades que se dan en espacios diferentes, otros que la policía ya debe tener una profesionalización que implica no sólo capacitación para el ejercicio de la fuerza pública, sino conocimientos muy variados de carácter científico y sociológico. Platícanos algo de tu formación y experiencia.

Enrique Galindo Ceballos.- Como tú sabe y lo has dicho, me he formado toda mi vida en escuelas públicas, desde la primaria. Yo estudié la primaria en la Mariano Jiménez, la secundaria en la Dionisio Zavala, soy egresado de la orgullosa Prepa 3 de la Autónoma y luego estudie Derecho, también en la Autónoma, y la maestría en Política Criminal, mi primera maestría, todas son en la Universidad Autónoma de San Luis Potosí. A la par de eso, te comparto que yo ingresé a la Policía Ministerial teniendo 18 años, concretamente a investigar homicidios, ahí empecé. En aquel entonces, todavía era difícil ingresar a las academias de policía pues no había tantas ni era la fórmula. Te estoy hablando de 1986, 87, incluso momentos en que la Universidad estaba un poco convulsionada, recuerdas aquellos episodios de la Universidad donde el rector cae, el gobernador cae y hay un conflicto muy severo en la Universidad Autónoma, y yo estudiaba Derecho y al mismo tiempo era ya agente de la Policía Ministerial, y hubo un episodio muy triste, cuando muere el presidente de la Sociedad de Alumnos de Derecho, Jorge Mena, un gran amigo, que vivía en San Sebastián. Muere y yo tengo la mala y la buena fortuna de estar en la Facultad pero también de investigar el homicidio de Jorge, que luego ya te platicaré. Al mismo tiempo siempre he estado participando en estas tareas, en segundo año de Derecho yo ya participaba en los congresos internacionales y nacionales de criminología, medicina legal y ciencias forenses. En todo el país, en Tabasco, en Nuevo León, en Guanajuato, y en aquel entonces tuve la oportunidad incluso de ir a Cuba, al Primer Congreso Internacional de… me acuerdo muy bien, de Muerte Encefálica; consideraciones técnicas, jurídicas, religiosas, criminológicas, etcétera. Fue quizá mi primer viaje internacional, era estudiante todavía pero yo ya me preparaba y formaba en temas relacionados con la seguridad pública, el derecho penal, etcétera.

Además de ser policía conozco la función pública

GPI.- Cuando se te ha mencionado como posible candidato a gobernador, no han faltado los que han dicho que tu perfil y experiencia tienen especialización y son garantía en funciones de seguridad pública, que para gobernar se necesita algo más. ¿Qué opinas al respecto?

EGC.- Sí, totalmente de acuerdo, en cuanto a que la opinión de la gente respecto de mi perfil y de ser gobernador. Yo te diría varias cosas, la primera que mi perfil digamos es más bien de un especialista en seguridad pública, porque a lo largo de mi carrera profesional he diseñado los programas de seguridad pública de todo el país, los he, sí, creado, desde cero hasta su funcionamiento, en varias etapas de mi vida, incluso siendo secretario de San Luis. Y esto lo explico porque además de ser policía, conocer muy bien la función policial, conozco muy bien la función de planeación; y la función de planeación tiene que ver con todo prácticamente. En mi formación, además de esto, he sido un servidor público profesional que conoce muy bien las materias de gestión y administración pública. Conozco muy bien los plazos, los tiempos y los términos del ejercicio del gasto público, de cómo se construyen los presupuestos y cómo se diseñan los presupuestos para los estados, no sólo para la seguridad pública, sino para las áreas de salud, de lucha contra la pobreza, de combate a la corrupción, de cómo diseñas el crecimiento de una entidad, ya sea pública o privada, y de cómo le das forma y sustentabilidad a cualquier proyecto de gobierno. Eso lo he aprendido a lo largo de mi vida. Cosas que mucha gente no conoce. Tuve la oportunidad, por ejemplo, de ser la primer generación de un grupo que se integró en el gobierno federal, estoy hablando del año de 1990, que fuimos becarios en la Universidad de Berkeley, en California, y el curso era para jóvenes servidores públicos que tenían que arrancar su vida en los conocimientos de la planeación estratégica para las instituciones públicas. Íbamos 2 representantes de cada dependencia del gobierno federal, estoy hablando de Zedillo… no, perdón, no estoy hablando del 90 sino del 97, 98, y estoy hablando del presidente Zedillo. La iniciativa fue de él y yo era uno de los representantes de ese grupo y representaba nada más y nada menos que a la poderosa Secretaría de Gobernación, estuve en Berkeley y en México. Fue un diplomado largo, en donde un tiempo lo hacías en Berkeley, en California, en San Francisco, y otro tiempo lo hacías en México, ahí aprendí el ejercicio del servicio público a nivel planeación, desarrollo de programas, planes y tal. Pero independientemente de ello, mi experiencia en el sector público me ha permitido, por ejemplo, administrar una gran cantidad de recursos de manera muy transparente, muy limpia, y pongo como ejemplo el de la Policía Federal, que para ser líder de la Policía Federal había que conocer mucho de administración pública. Liderar 40 mil hombres y mujeres, ejercer presupuesto de entre 27 y 32 mil millones de pesos anuales, blindar ese presupuesto, hacer planeación de largo plazo, de 5 de 10 y de 20 años, generar y diseñar el crecimiento de las instituciones públicas. En mi época recuerda que se creó la Gendarmería Nacional, se ejercieron 5 mil millones de presupuesto. La otra motivación es que prácticamente tenemos que los grandes detonadores de la inseguridad tienen que ver con una de las causas fundamentales de la creación del estado mexicano, del estado moderno en general y del mexicano, y me refiero a la pobreza, a la marginación, el desempleo, el analfabetismo y todos esos detonadores ahí siguen vivos, desgraciadamente siguen vivos, y esos los estudiamos desde la sociología, la antropología y desde luego la criminología. Hoy te diría que yo sí tengo muy claros los números, los datos, del San Luis Potosí que tenemos en materia de desarrollo social y de desarrollo económico, y que sé cómo podríamos trazar rutas para sacar a estos últimos, que se acaba de decir, 700 mil potosinos en pobreza alimentaria, y que si no se atienden esos factores pues desde luego tendremos o estaremos derivando en temas de inseguridad. El ancla principal no es la seguridad, mi propuesta no es esa, mi propuesta es irnos a los temas básicos.

No tengo procedimientos en mi contra

GPI.- Tenemos un escenario pre electoral lleno de controversias, suspicacias y acciones tendientes a fortalecer la idea de que todo lo anterior estaba mal, en eso, según algunos, se incluye la investigación y vinculación a proceso de varios funcionarios de la administración pasada, precisamente en áreas de seguridad. Tú fuiste, Enrique, comisionado general de la Policía Federal en el sexenio pasado, no temes, si resultas un adversario político al que es necesario, digamos, desactivar ¿Que se te busque algo por ese lado?

EGC.- La pregunta es muy interesante. De entrada te digo que estoy muy tranquilo, estoy totalmente seguro de que no tengo procedimientos, investigaciones, cosas qué lamentar en mi contra, porque hice un buen ejercicio de mi labor como comisionado de la Policía Federal y de mis anteriores trabajos. Te digo que presupuestalmente maneje más recursos en otro tiempo que incluso en la Policía Federal. No dudo que mis adversarios lo quieran hacer, si lo hacen es porque me temen. Si los adversarios recurren a cosas de ese tipo, a inventar o fabricar algún tipo de escenario de esta naturaleza, pues es porque me tienen miedo, porque con argumentos, con argumentos políticos, con argumentos jurídicos y con argumentos sociales no han podido vencerme. Me parece que sí hay el riesgo. El riesgo político existe, sin embargo, hoy mismo te confirmo que yo estoy bastante tranquilo en todos esos temas y que la posibilidad de que lo haga un adversario se va a centrar más en que tienen miedo de que yo pueda ser el próximo gobernador de San Luis Potosí. Por otro lado, te contesto también, en este mismo apartado, que todo lo que hayamos hecho en la Policía Federal, como comisionado, tiene un gran sustento, yo tuve la oportunidad de responderle a México, con muchísimos resultados, operativos y administrativos, muchos resultados. Entre ellos la detención del Chapo Guzmán, la detención de la Tuta; de los 122 objetivos criminales que nos fijamos en el sexenio pasado, en mi administración, junto con la Sedena y la Marina detuvimos a 107, ya después no se ha detenido a nadie. Eso habla y sustenta mi actividad y mi responsabilidad. En ese mismo periodo fui presidente de la Comunidad de Policías de América, un cargo que fue por elección abierta, y los 32 jefes de policía que participaron votaron unánimemente para que Enrique Galindo fuera el representante del Continente Americano de todas las instituciones policiales. Durante dos años fui el presidente de la Ameripol, participaban en ello nada más que la Policía Montada de Canadá, la DEA, la Policía Nacional de Chile, de Colombia, los carabineros chilenos, la Policía Federal de Brasil. Prácticamente todas las corporaciones policiales del continente, eso me avala, eso avala mucho mi calidad jurídica, política y moral, para poder enarbolar una candidatura exitosa y que hasta el día de hoy, también debo de decirlo, hasta el día de hoy no he sido señalado en ninguno de estos asuntos. Dirigir una corporación es muy complejo, sin lugar a dudas, y puede traer responsabilidades, pero todas limpias, todas pensando en México y dando resultados, allá que se preocupen los que no dieron ni resultados, pero en mi caso yo podría darte una gran cantidad de resultados que tuvimos.

Hoy el proyecto que enarbolo se llama Enrique Galindo

GPI.- Tu trayectoria ha sido institucional y has colaborado con administraciones de diferente origen partidista, políticamente eres miembro del Consejo Político Nacional del PRI y tienes una coordinación territorial en el estado. ¿Tu militancia siempre ha sido priísta? ¿Alguna vez has cambiado o pensado cambiar de partido? ¿Cómo percibes que te ve la base priísta? ¿Apoyaría tu postulación?

EGC.- Efectivamente, tengo esas responsabilidades dentro del PRI. He sido priísta toda mi vida y soy priísta en este momento, pero hay un escenario muy bonito que le pasa a Enrique Galindo. Enrique Galindo, hoy, en este momento, es invitado por varias fuerzas, incluso te diría que no sólo políticas. He tenido la suerte, la fortuna, de ser invitado por las bases, no por los líderes, no por las cúpulas, por las bases de diferentes partidos. He sido invitado a abanderar sus motivaciones, y lo digo, de todos los colores, no voy a mencionar ninguno, pero sí te digo de todos los colores he sido, afortunadamente, llamado, invitado a que enarbole sus causas. Sin embargo hay que esperar estos tiempos. Hoy, como tú sabes, los partidos políticos están demeritados, están tristes, están desgastados a los ojos de la ciudadanía, y hoy por hoy el proyecto que estoy enarbolando se llama Enrique Galindo. Con una visión de sumar el mayor número de fuerzas, de unidad para poder gobernar San Luis Potosí. Para eso se necesita una sola identidad, una sola visión, un solo interés, y esperemos que luego los partidos hagan lo suyo, porque aquí ya no es un asunto mío. Desde luego la militancia priísta me acepta, me quiere, yo siento que hay una gran identidad, pero también debo decirlo, la quiero, la respeto y voy a estar muy respaldado por ellos; pero también hay militancias de otras corrientes políticas que han visto en Enrique Galindo un aliado que puede enarbolar sus causas. Yo voy a esperar un poco, yo voy a seguir diciendo quien soy yo, quién es Enrique Galindo, y por qué quiero un San Luis mejor. ¿Dónde están las causas que me motivan? ¿Dónde están mis motivantes para enarbolar una lucha política para gobernar San Luis Potosí? Y es pensando en el mayor número de gente que hoy necesita ser escuchada, que esas voces que elevan sean traducidas en obras y acciones concretas en un gobierno.

La gente hoy entiende poco de ideologías

GPI.- En el supuesto de una alianza o una coalición con otros partidos ¿Con cuáles crees que sería viable? ¿Con qué partidos aceptarías ser candidato y con cuáles no?

EGC.- Yo tengo muy claro mi escenario, en este momento lo más valioso es que la gente pueda evaluar a las personas y a los perfiles que les están ofreciendo alguna propuesta política, como lo hago yo. Desgraciadamente las plataformas ideológicas se desgastaron, las izquierdas, las derechas, los centro derecha, se han desgastado, la gente incluso ya poco entiende de eso, hemos perdido la habilidad de informarle a la gente qué significa tener una postura ideológica frente a lo que viene. La gente hoy está viendo perfiles, hoy está revisando si equis o tal o cual u otra persona quiere, sabe y puede con algún cargo público, y en ese sentido yo te diría, con mucha puntualidad, que voy a estar y seguiré promoviendo un poco, la experiencia de Enrique Galindo, para que la gente evalué.

No soy de los que brincan de un lado para otro

GPI.- En caso de no ser candidato del PRI a gobernador ¿Qué haría Enrique Galindo? ¿Aceptaría alguna otra candidatura, a alcalde, a diputado federal o local? ¿Buscaría el respaldo de otras fuerzas políticas? ¿Seguirá militando en el PRI? ¿Qué haría?

EGC.- Por supuesto, también tengo que decirlo, que el PRI es para mí la primera opción, porque primero soy priista y, segundo, tengo la aceptación de mi militancia y tengo también el beneplácito de mi dirigencia; por eso es que tengo cargos específicos en el Partido Revolucionario Institucional. Y no es sabido, ni soy de los que cambian de parecer, de los que brincan de un lado para otro, no soy de ese tipo. No soy y no lo haría, no lo he hecho otras veces y no lo haría. Sin embargo, yo creo que si mi perfil ayuda y sirve a los potosinos, si hay un gran número de potosinos que quieren verse representados en mí, lo vamos a evaluar, lo vamos a evaluar. Hoy también conviene mucho tener una posición muy clara respecto de los potosinos, no respecto de mí, no respecto de Enrique Galindo como persona, sino de qué quieren los potosinos, yo creo que ahí está la lectura de todo esto, y a veces los partidos políticos se equivocan en las nominaciones, los potosinos no se van a equivocar en las decisiones políticas que tomen, entonces ahí vamos a estar al pendiente de eso.

Creo que SLP puede elevar su capacidad de desarrollo

GPI.- Un candidato necesita convencer al electorado con propuestas, es importante la plataforma y el programa de su partido pero también su visión y proyectos, más en estos tiempos difíciles por la pandemia y la crisis económica que ha propiciado. ¿Cuál sería el eje central de la propuesta de Enrique Galindo a los potosinos? ¿Se podrá plantear algo ambicioso en las circunstancias y perspectivas actuales?

EGC.- Sin duda viene un tiempo difícil para ser gobierno. Los presupuestos van a estar muy castigados, la pandemia impuso una agenda totalmente diferente y de hecho el tema salud va a estar dominando de alguna manera. Yo espero que salud y seguridad no se politicen, y si son banderas electorales que sean tratadas con mucha responsabilidad. Yo veo un San Luis, primero lo veo hoy, en mi diagnóstico actual, veo un San Luis abandonado, o sea, yo y tú vamos a Ciudad Valles, a Rioverde o vamos a Tamazunchale, a las grandes ciudades del estado y vemos exactamente las mismas ciudades. Se ha avanzado en carreteras, en algunos hospitales, pero vemos exactamente lo mismo, tú vas a Matehuala y ves exactamente el mismo Matehuala de hace 25 años o 30 años, yo creo que San Luis no ha sabido explotar su posición geográfica, su capacidad logística, su cercanía con el mar, por un lado, su cercanía con los grandes capitales, como Nuevo León o Coahuila, por el otro, y creo que San Luis Potosí merece estar en otro nivel de desarrollo. No olvido que parte del atraso de San Luis Potosí tuvo que ver con condiciones políticas, por eso hay que dar certeza política, para que haya certeza social y por tanto capacidad para recibir capitales de inversión. Creo que hay que diversificar la inversión, se está quedando toda en la capital y por eso tenemos una Zona Industrial poderosa, potente a nivel mundial, y eso me hace pensar en una Zona Industrial de primer mundo, pero en ciudades de tercer mundo y eso no es posible, eso yo no lo puedo concebir así. Yo creo que podemos diversificar el desarrollo de San Luis Potosí. Si tenemos capacidades turísticas en la Huasteca, hay que darle infraestructura. Si tenemos capacidades de desarrollo en el Altiplano, hay que llevar infraestructura para que allá haya una poderosa zona industrial, igual que en la Zona Media, donde tenemos capacidades agroindustriales pero no tenemos el segundo escalón que es la comercialización. Creo que todas estas posibilidades sí son reales, sí están al alcance de un gobierno estatal, no son sueños guajiros. Creo que San Luis Potosí puede elevar su capacidad de desarrollo tanto económico como social y creo que también es un asunto de gestión pública. Yo he aprendido a lo largo de mi experiencia pública, que el dinero ahí está, que dinero hay, lo que no hay es capacidad de gestión, lo que no hay es conocimiento de qué puertas se tocan y cómo de tocan. Otra cosa que no hay en San Luis son proyectos de largo plazo, a veces nos quedamos con los proyectos trianuales o sexenales, y claro que hace falta tener una visión de muy largo plazo, donde tú sientes las bases aunque las disfrute después otra gente. Hoy hace mucha falta en San Luis Potosí, una visión de muy largo plazo para sentar las bases de un desarrollo sostenible en el tiempo, que saque a esos 700 mil potosinos de la pobreza y otros tantos de la marginación y que en ese proceso de mediano y largo plazo podamos tener un San Luis totalmente diferente. Ya no hablo de seguridad, pero sólo apuntaría una cosa en materia de seguridad, yo creo garantizar que San Luis puede estar en los primeros lugares de seguridad, como lo estuvimos hace 20 años, que estuvimos en el tercer lugar, hoy estamos no en los más decorosos y creo que en materia de seguridad podemos estar en los mejores.

Urge atender la pobreza alimentaria

GPI.- De la problemática del estado ¿Qué es lo más urgente de atender? ¿Ya tienes una panorámica y planes de atención y solución?

EGC.- Yo creo que hay 3 temas muy importantes que hay que atender de manera urgente, pobreza alimentaria, marginación y, en la medida de lo posible, desigualdad. Yo creo que estas tres plataformas ayudan a centrar un desarrollo más igualitario o más equitativo en San Luis Potosí, en todos los temas. Insisto, no quiero hablar de seguridad pública porque eso yo, por default, creo que lo podemos resolver muy rápido, hay capacidades en San Luis Potosí para resolver el tema de la inseguridad. El eje central lo sitúo en combatir pobreza y pobreza alimentaria, que es la que está doliendo, es la que duele ahorita, no se siente, no se ve, pero si tu recorres, caminas, Villa de Guadalupe, Villa de la Paz, una parte de Matehuala, o te vas a una parte de Rayón, de Cárdenas, o te vas a las comunidades de Axtla o Tanlajás, pues te das cuenta que hay dos o tres sanluises distintos. Yo me quiero concentrar en el San Luis más desigual, en el más marginal y en el más pobre, creo que les toca a ellos sacarlos adelante. Hemos sacado adelante a la capital, está saturadísima la zona industrial y yo creo que ahora hace falta cambiar la visión del desarrollo a otros puntos del estado.

La mejor política de seguridad es la política social

GPI.- Por tu experiencia y formación, algunos esperan que al menos en seguridad pública tengas ya algún programa diseñado. ¿Qué tienes pensado en ese renglón?

EGC.- En materia de seguridad pública yo creo que hay… primero lo explicaré de diferente manera. La mejor política de seguridad es la política social, cuando nosotros a la gente le damos de comer, le damos un empleo, le impulsamos en el deporte, en el arte, en la cultura, toda esa gente que la puedas abrazar con programas de este tipo de política social, la estas sacando automáticamente del mercado criminal, esa es una medida de corto, mediano y largo plazo. Depende de lo que hagas, pero de ese tamaño es de importante la generación del deporte; no de las grandes ligas ni del torneo de futbol, sino de las ligas llaneras, que tú y yo participamos de chavillos, en los campos callejeros, en la calle, donde con un balón nosotros podíamos hacer maravillas. La masificación del deporte, la masificación del uso de algún instrumento musical, de alguna actividad de arte plástico, la pintura, la escultura, masificado todo. A todas aquellas personas que las metes a una actividad de este tipo, sin lugar a dudas las sacas del riesgo del mercado criminal. En el mercado criminal hay una lógica muy sencilla, hay que dificultarle las cosas al delincuente, no al ciudadano, al delincuente. En política de prevención situacional esa es la lógica, cuando al que delinque le pones trabas para delinquir, pues lo inhibes, lo sacas de esa intención y lo obligas a meterse a un mercado formal, laboral o de desarrollo legal, y hay muchas medidas qué hacer para poder hacer prevención situacional. Facilitarle al ciudadano la convivencia y dificultarle al delincuente su actividad criminal. Más allá de más policías y cámaras, que sólo son herramientas, no son precisamente acciones o política pública. La política pública es de otro tamaño y de otro alcance, entre otras, estas que te menciono.

Relación de Carreras con el presidente sí se puede repetir

GPI.- En todo gobierno estatal es importante la relación con el gobierno federal. Si Enrique Galindo ganara la gubernatura por el PRI y partidos aliados contrarios al del presidente de la República, ¿cree que podría tender puentes para una buena relación?

EGC.- Yo confío. Si yo fuera gobernador de San Luis Potosí por el PRI, yo prácticamente estoy convencido de que el Presidente de la República es un hombre que va a entender que las condiciones políticas se actualizaron. Va a haber 15 gobernadores diferentes en 2021, de diferentes partidos políticos, y México necesita transitar, independientemente del partido o de los gobernantes que estén en su momento. Yo creo que San Luis Potosí ha tenido una buena evolución política entre el gobernador, Juan Manuel Carreras, y el presidente López Obrador, y yo creo que eso se puede repetir. A San Luis Potosí le ha ido muy bien en este momento con la gestión de Carreras y la aceptación del presidente López Obrador. Así que yo en eso no tengo dudas de que nos puede ir muy bien, que va a haber madurez política, que va a haber inteligencia para sacar adelante esa relación política a nivel federal y estatal y que se puede repetir, porque hoy lo ha logrado muy bien el gobernador Juan Manuel Carreras, yo no creo que nosotros no lo podamos lograr.

Estoy preparado para ser gobernador

GPI.- ¿Algo que quieras agregar?

EGC.- Yo solo quiero agregar que estoy listo, que estoy muy listo, estoy preparado intelectualmente, estoy preparado físicamente, estoy preparado familiarmente, para ser gobernador de San Luis Potosí, me he preparado muchos años, he recorrido el estado en muchísimas ocasiones, he servido a los potosinos, a los capitalinos, a los potosinos y a los mexicanos, a lo largo de mi vida profesional. Estoy muy contento haciendo este trabajo de acercamiento y seguiré escuchando a los potosinos allá en sus lugares de origen. No que vengan a verme, yo estoy yendo a los 58 municipios y lo voy a seguir haciendo. Lo que surja políticamente yo lo discutiremos, por lo pronto estamos en esta ruta, en esta marcha, preparados, listos en todos los rubros, seguro de que voy a ser el gobernador de San Luis Potosí.

GPI.- Un mensaje para nuestros lectores de Plano Informativo.

EGC.- Decirle a nuestros amigos de Plano Informativo que San Luis no se concibe hoy sin medios de comunicación como los de ustedes, que han tenido la capacidad de crecer como si fueran un medio nacional, desde San Luis Potosí. Con una capacidad de cobertura de seriedad importantísima, una gran credibilidad editorial, con profesionales de la comunicación dirigiéndolos y que han podido transformar, influir, para bien de San Luis Potosí. Mi agradecimiento, mi reconocimiento y mi respaldo para todas las acciones de comunicación que emprenden día a día. Y desde luego no puedo dejar de aprovechar este espacio para comunicarme con sus lectores, a quienes también saludo y aprecio.

Fuente:
Plano Informativo