Oaxaca, Oax. 6 de septiembre de 2013 (Quadratín).- El Gobierno del Estado, a través de la Administración Directa de Obras y Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de la Ciudad de Oaxaca (ADOSAPACO), solicita a la población evitar el uso de tomas clandestinas que afectan el suministro de agua potable en la capital del estado, debido a que provocan la pérdida de grandes cantidades de agua en perjuicio de 75 mil usuarios registrados en el padrón.

El director del organismo operador de agua de la zona metropolitana, Sergio Ríos Aquino mencionó que el volumen de agua proveniente de afluentes cercanos a la capital se reduce al 50 por ciento al ser extraído por tomas irregulares.

“Esta situación ha  impedido el adecuado funcionamiento del sistema hidráulico y, en algunas ocasiones, la consecuencia ha sido el cierre de compuertas y válvulas de seccionamiento”, refirió.

Explicó que una toma clandestina equivale a un usuario que no paga por el beneficio que recibe, hecho injusto para todos aquellos usuarios cumplidos ya que sus pagos permiten se siga brindando el servicio a todos por igual.

Para atenuar este tipo de anomalías utilizamos fuentes de abasto alternas, realizamos operaciones de equipo de rebombeo y construimos nuevas líneas de conducción, dijo.

A la vez, cuadrillas de ADOSAPACO realizan operativos para clausurar el robo masivo del vital líquido y atienden las fugas de agua reportadas por los usuarios.

Por otra parte, Ríos Aquino afirmó que cumpliendo la instrucción del secretario de las Infraestructuras, Netzahualcóyotl Salvatierra, se realizan trabajos permanentes de mantenimiento para fortalecer la infraestructura hidráulica y sanitaria en el municipio de Oaxaca.