MÉXICO, DF, 2 de septiembre de 2014.- En términos de procuración de justicia, el segundo año de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto parece haber arrojado resultados inferiores a los del primero, revelan las cifras que incluye el Anexo Estadístico al Segundo Informe de Gobierno.

De acuerdo con el cuadro denominado Indicadores del programa Nacional de Procuración de Justicia 2013-2018 y su vinculación con la planeación nacional, el porcentaje de ejercicios de la acción penal que derivaron en un auto de formal prisión o en auto de sujeción a proceso registró un retroceso de 30.2 por ciento el último al año, al pasar de 74.1 por ciento a tan sólo 43.9 entre 2013 y 2014.

El documento reconoce también una contracción de 12.3 por ciento en el porcentaje de cumplimiento de órdenes de aprehensión y reaprehensión, que entre 2013 y 2014 pasó de 31.7 a sólo 19.4 por ciento.

En lo que se refiere a las sentencias condenatorias obtenidas en primera instancia respecto al total de averiguaciones previas consignadas, Presidencia de la República reconoce también una disminución de 14.2 por ciento en el indicador que pasó de 45.7 por ciento en 2013 a sólo 31.5 en lo que va de este año.

La disminución en los resultados en el sistema de procuración de justicia parecen tener por causa un proceso de burocratización que se muestra en el tiempo promedio requerido para la integración de la averiguación previa, que pasó de un promedio de 246.9 días en 2013 a 261.9 en lo que va de este año.