Juchitán, Oax. 7 de septiembre de 2013 (Quadratín).- El presidente municipal de El Barrio de la Soledad, en el Istmo, Javier Rueda Valdivieso, pidió al gobierno de Oaxaca la suspensión de los trabajos de la carretera hacia Acayucan, hasta que no garanticen la seguridad de las comunidades por donde pasa la obra.

Solicitaron que a la brevedad posible realice estudios especializados en la zona afectada por el derrame de amoniaco del 20 de agosto, ya que a 18 días de la tragedia no existe un dictamen oficial sobre los daños.

Javier Rueda, presidente de El Barrio de la Soledad y 30 agentes municipales, pidieron un informe completo de los motivos que ocasionaron la fuga, que dejó como saldo nueve personas fallecidas.

Consideraron que las autoridades actuaron de manera irresponsable al permitir el regreso de habitantes a las comunidades cercanas, cuando la contaminación se mantiene en el ambiente.

Solicitaron al gobernador Gabino Cué visite la zona de afectación y verifique personalmente los daños en cultivos, flora, fauna, ríos y arroyos cercanos donde ocurrió la fuga.

En un documento enviado al mandatario estatal, también exigieron la continuación de las brigadas de salud en las seis agencias dañadas directamente.

Además que se realicen estudios especializados de laboratorio a personas afectadas y que estos sean atendidos por oftalmólogos, otorrinolaringólogos y peritos médicos.

Requirieron atención a los familiares de las nueve personas que fallecieron en el lugar y a la brevedad se efectúe la reparación de los daños.

Están solicitando la indemnización a las personas que sufrieron pérdidas de ganado, cultivos y terrenos y que peritos que no sean de Pemex evalúen los daños físicos y materiales, para determinar si es viable ocupar el agua y los terrenos de cultivo después del derrame.

Que Pemex a través de un convenio con la autoridad de El Barrio realice un mantenimiento preventivo y predictivo a los ductos que atraviesan la zona.

“Que el gobierno no autorice la continuación de la carretera hasta que se garantice la seguridad de los habitantes. Cuando comience se den las medidas preventivas para garantizar el trabajo que se realice y no ponga en riesgo la vida de los vecinos”.

A la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) solicitaron instalar antenas y que amplíe la comunicación en las comunidades de este municipio, considerando que el sistema celular no es un lujo sino una necesidad durante las emergencias.

Invitaron a Pemex mostrar los planos donde ubican todos sus ductos y establezcan señalizaciones visibles a corta distancia de ubicación en zonas urbanas e informe qué sustancia contienen.

La solicitud de suspensión es para la carretera que se construye de La Ventosa hacia Acayucan Veracruz, que inició la SCT con una inversión estimada de dos mil 500 millones de pesos, de los cuales se aplicarán en 2013, 570 millones de pesos.

Esta carretera comprende la remodelación de 182 kilómetros de carretera, entre los cuales está el tramo que fue afectado por el derrame de amoniaco ocurrido el pasado 20 de agosto.