CIUDAD DE MÉXICO, 14 de enero de 2020. —El Gobierno del estado de Chihuahua firmará como No Adherido, el convenio para el programa de centralización de los servicios de salud con el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi).

En entrevista telefónica con el periodista Leonardo Kourchenko, el gobernador Javier Corral indicó que las características y circunstancias de la entidad así lo establecen, pensando en la población antes que en un modelo administrativo.

El esquema de No Adheridos, según detalla un comunicado, consiste en la transferencia directa de recursos federales a los estados e implica que el Gobierno del Estado realice una aportación solidaria y se sujete a los mecanismos del sistema de evaluación y supervisión del propio Insabi.

“Lo tomo en función de lo que para los chihuahuenses es lo mejor y para no arriesgar, no puedo entrar en un esquema como el que supone la transferencia total de los Servicios de Salud a la Federación”, explicó.

Sigan leyendo aquí: Quadratín México