OAXACA, Oax., 18 de junio de 2017.- El arzobispo de la Arquidiócesis de Antequera-Oaxaca, José Luis Chávez Botello afirmó que Oaxaca es uno de los estados donde “no cierran pronto las heridas”, como es el caso de Nochixtlán. “Eso supone que algo está fallando o a lo mejor falta capacitación en algunos, o sinceridad y buena voluntad en algunas de las partes o hay otros intereses”, indicó. En su conferencia de prensa dominical, luego de la celebración eucarística del mediodía, convocó a los involucrados a poner todos de su parte y abonar para que la justicia, la reparación y los daños psicológicos se arreglen. En su mensaje, el arzobispo de Oaxaca destacó que las situaciones de violencia, corrupción e injusticia social, ahí están todavía dañando y matando, más aún, se agravan cada vez más porque ya es un problema casi estructural.