OAXACA, Oax. 12 de junio de 2021.- La supuesta instalación de una central de abasto en Tlacolula generó diversas protestas e inconformidades de vecinos de este municipio en la semana que termina.

Sin embargo, el Ayuntamiento de Tlacolula a través de un acuerdo de Cabildo, informó que no hay, hasta este momento, solicitud alguna de permisos de construcción o proyecto de instalar una central de abasto.

Mientras que la empresa Dolmen, tiene actualmente dos proyectos de centrales de abasto, pero ninguno en la zona de Tlacolula o siquiera en Oaxaca.

“Para la construcción de un proyecto de esta envergadura, es necesario que se apruebe la expedición de las licencias correspondientes a través de una sesión de cabildo, que reúna y de cumplimiento a los requisitos previstos por la ley”, menciona el comunicado oficial del Cabildo.

Sin embargo, precisa que “ante esta autoridad municipal, no se ha interpuesto ninguna solicitud de algún interesado para el trámite administrativo correspondiente para la obtención de los permisos de operaciones y licencias de construcción a que haya lugar”.

Refirieron también que el uso del logo oficial del ayuntamiento de Tlacolula que hicieron particular al presentar el supuesto proyecto de la nueva central de abasto, no fue autorizado por el Ayuntamiento, por lo que presentarán los recursos legales a que haya lugar.

Las autoridades municipales consideraron que un proyecto de esa complejidad, requiere la participación de toda la sociedad, por lo que aún cuando no hay ninguna solicitud para la construcción “esta autoridad no otorgará ningún permiso para la realización de este proyecto”.

Dolmen Construye es una empresa que tiene grandes proyectos, sin embargo, en Oaxaca, ninguno.

Actualmente, en su página de internet tiene dos: La central de abasto de León, Guanajuato y el centro de abasto de San Vicente Chicoloapan, en los dos casos, la Unión de Comerciantes de ambos sitios son los responsables del proyecto.

La central de abasto en León | Fotografía Dolmen Construye

Oaxaca tiene antecedentes de haber rechazado todo tipo de proyectos de desarrollo, como ocurrió con la planta de Wolkswagen, que ahora funciona en Puebla y que detonó un crecimiento importante en derredor suyo, o la BMW que finalmente se instaló en San Luis Potosí.

La instalación de un centro comercial moderno, amplio, con infraestructura adecuada ha sido un proyecto trunco también, pues aunque se trató de rescatar el playón de la central de abasto, en la ciudad de Oaxaca, los espacios son totalmente precarios en infraestructura.

Aún cuando las condiciones son inadecuadas, sigue operando como único centro comercial y ni en Tlacolula, ni en San Lorenzo Cacaotepec, como anteriormente también se mencionó, tienen previsto instalar ningún nuevo centro comercial o central de abasto para Oaxaca y sus municipios conurbanos.