El gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles señaló que hubo receptividad del Presidente ante la reclamo hecho por los gobernadores

MORELIA, Mich., 5 de diciembre de 2018.- Luego de que el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador diera marcha atrás para que los superdelegados se retirarán de las funciones de seguridad en las 32 entidades federativas, el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles rechazó que en la determinación haya ganadores o perdedores.

“Lo que veo es que hubo receptividad del Presidente ante la reclamo hecho por los gobernadores”, rectificó el mandatario. Durante una rueda de prensa convocada en Casa de Gobierno, el perredista dejó en claro que el rechazo a la figura del superdelegado no es un tema de desafío o confrontación contra el ejecutivo.

“Es un tema de defensa del federalismo en el que coincidimos la mayoría de los gobernadores”, confesó el mandatario.

“No es ningún bloque ni es alguna acción de desafío ante el Presidente de la República, lo que hay es una defensa del federalismo, porque no se pueden violentar los principios de la Constitución. Somos una República federada, entidades de la Unión que tenemos poderes y mandatos que los ciudadanos nos dan en las urnas”, justificó.

Bajo esos principios, manifestó, no se pueden admitir figuras intermedias entre los estados y el Gobierno de la República. “El presidente puede designar a quien quiera, siempre y cuando no se invadan competencias o se establezcan figuras paralelas”, indicó.

Fuente: Quadratín Michoacán