GUADALAJARA, Jal., 26 de octubre de 2020.- Eran cerca de las 3 de la tarde del pasado lunes cuando en el Periférico Nuevo y el Camino a Matatlán en la colonia Coyula se desató un infierno, una explosión en una gasera y posterior incendio dejó dos personas lesionadas y considerables daños materiales.

Este hecho provocó que vecinos de al menos cinco fraccionamientos de la zona comenzaran a manifestarse, exigiendo al gobierno municipal de Tonalá que explique por qué autorizaron ese tipo de giros tan cerca de donde habitan más de 35 mil personas y por qué no hay supervisiones constantes al estado en que se encuentran las instalaciones, toda vez que hay daños en varias casas.

Quadratín Jalisco habló con el esposo de una de las víctimas, se trata de Isabel Carolina Jara Raudales, madre de tres hijos, quien se dedica al hogar y quien a sus 39 años vivió una horrible experiencia, con quemaduras en el 65 por ciento de su cuerpo se mantiene grave, pero estable, nos explicó Noé Haro Martínez, quien no se ha movido del Antiguo Hospital Civil en una semana.

La nota completa aquí:
Quadratín Jalisco