Involucra a muchos, pero sin entregar pruebas
Trump protege a la industria nacional, y aquí…

CIUDAD DE MÉXICO, 10 de agosto de 2020.- Simplemente no ha cumplido.

El ofreció mucho.

O mejor dicho su padre, Emilio Lozoya Thalman.

Los fiscales todavía abren espacio a la especulación: Emilio Lozoya Austin ha dosificado la información.

Pero a estas alturas, pese a mil versiones en medios informativos y políticos, no hay forma de involucrar a grandes funcionarios.

Porque serán o habrán sido grandes corruptos, pero no tontos.

Nadie pensaría, por ejemplo, en la ingenuidad de Carlos Salinas para involucrarse con pruebas en muchas gestiones a favor o en contra de determinada empresa.

Ni de Agronitrogenados ni de Oro Negro.

Ojo: puede estar involucrado, pero debe demostrársele.

Bien lo dijimos aquí el 27 de julio -Lozoya: el daño político-electoral está hecho-: sólo son declaraciones, supuestos, acusaciones.

Contra muchos, con panistas al frente: Marko Cortés, Ricardo Anaya, Ernesto Cordero, Francisco García Cabeza de Vaca, Francisco Domínguez y a cuantos usted ha escuchado y leído

Pero…

¿Y si le firmaron impunidad?

Cuatreros y cuatreros pueden llevarse una frustración.

Los operadores y simpatizantes de la 4t -así, con minúsculas- preparan la pira ceremonial para todos los neoliberales, de Carlos Salinas de Gortari a Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto.

Hasta hoy están sus nombres, pero no las pruebas.

Todos los involucrados en filtraciones han buscado información de manera directa para sabe por qué y cómo se les acusa.

Respuesta: nada.

No hay videos.

No hay documentos.

¿Emilio Lozoya les dio el dinero de la corrupción, para votar la reforma energética o cualquiera otra del peñismo, sin quedarse con algún testimonio?

Pues qué ingenuo.

Ante ese vacío probatorio, el dirigente panista Marko Cortés ha retado a Palacio Nacional y al fiscal Alejandro Gertz Manero a difundir las pruebas.

Todos los aludidos pueden invocar inocencia, pero hasta ahora se ha cumplido con el propósito primario: desprestigiarlos.

Y extender ese desprestigio a sus partidos políticos, sean azules, tricolores, amarillos o hasta verdes, en aras del partido presidencial.

El tiempo se le pasa a Emilio Lozoya.

Y si no cumple, le irá muy mal… como le ha ido a los mencionados, sean o no culpables.

Salvo que le hayan firmado la impunidad… como parece.

Venturos empresarios de EU

1.- Dichosos los productores estadunidenses.

Ellos proveerán a su país y a México.

Donald Trump firmó el 6 de agosto una Orden Ejecutiva para privilegiar la compra de medicamentos a productores de su país.

Todo esto está en marcha y corresponde observarla y dar un reporte antes de 90 días a la Oficina de Administración y Presupuesto .

¿Qué pasa en México mientras tanto?

El gobierno dispuso, y el Congreso de la Unión lo avaló con reformas legales, privilegiar la compra de insumos médicos y fármacos en el extranjero.

Simple apunte.

Y 2.- este tema, pero en otra área, la ha entendido el gobernador de Baja California, Jaime Bonilla.

El amigo presidencial ha anunciado apoyos a empresarios de energía solar para cubrir el déficit de casi -remanentes aparte- 30 por ciento a la entidad.

Anualmente demanda tres mil 40 megawatts y solamente tiene dos mil 800.

Para cubrirlos Bonilla prometió impulsar inversiones nacionales a fin de alimentar el Acueducto Río Colorado-Tijuana, lo cual liberaría recursos al estado.

Un dato extra: lo hace justo donde se recuerda la imagen presidencial en mensaje contra la energía eólica porque afecta el paisaje de La Rumorosa.