OAXACA. 23 de Octubre de 2020.-Vendedoras ambulantes de Huajuapan de León interpusieron una queja ante la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) y se ampararon luego de que les prohibieron trabajar en el pasillo del mercado Porfirio Díaz.

El pasado miércoles 14 locatarios de este mercado desalojaron a un grupo de ambulantes de dicho pasillo, entre las que se encuentran vendedoras de tamales y tortillas, quienes señalaron que fueron violentados sus derechos humanos.

Las mujeres interpusieron su queja ante la DDHPO y la Secretaría General de Gobierno (Segego) para que la autoridad local de Huajuapan intervenga y se les permita vender en estos tiempos de pandemia, cuando las fuentes de empleo cada vez son más escasas.

Angélica,  una vendedora de tortillas, dijo que la noche del miércoles fue desalojada del pasillo del mercado Porfirio Díaz por locatarios de este lugar, quienes de manera violenta le quitaron su mercancía y la sacaron del sitio donde ha vendido por 50 años, fue por eso que   buscó ayuda legal para que no sean violentados sus derechos.

Asimismo, Leticia Cruz Martínez, vendedora de tamales de elote, señaló que en el  desalojo a una persona de la tercera edad se le subió la presión y tuvo que ser atendida  por paramédicos de Cruz Roja Mexicana, lo que se asentó en la queja; la única petición que tienen es que se les permita trabajar como lo han hecho por más de 30 años.

Dijo que el próximo miércoles expondrán su caso ante el  pleno del Cabildo y presentarán el amparo que tienen y el cual les permite vender sus productos, pues la autoridad municipal se ha mantenido omisa en este tema, en el que mujeres fueron violentadas en sus garantías fundamentales.

El represente de la organización de Vecinos Unidos de Huajuapan, Jorge Maceda, dijo que primero fue desalojada una señora que vende tamales y posteriormente las demás vendedoras, todas madres solteras, por estos hechos decidieron representarlas sin ningún costo.